Nuestro espacio cambia constantemente porque está vivo🌱 (igual que el grupo) y se va adaptando a las necesidades que van surgiendo. Las acompañantes observamos muy atentamente 👀 lo que los peques demandan y nos ponemos a mover muebles, creamos rincones, cambiamos materiales… lo que haga falta para no detener su impulso natural de desarrollo y aprendizaje. Sin embargo, hay elementos que están siempre presentes y que nos definen: el calor del hogar, una configuración que permita el aprendizaje activo, el respeto de la necesidad de movimiento, fundamental en esta etapa, un espacio diverso que ofrezca simultáneamente distintas posibilidades y la naturaleza siempre cerca, muy presente 🐓🐓
Aquí tenéis un poquito de todo eso.

Categorías: Curso